• Moneyball: béisbol y estadística

    Hoy en Cuestión de Estrategia hablamos de Béisbol y Estadística, o sobre cómo utilizar los datos para conseguir un equipo ganador a partir de un grupo de perdedores

    El artículo de hoy está dedicado a un compañero que esta semana me recomendó ver la película “Moneyball, rompiendo las reglas del juego”. Es un film de 2011 protagonizado por Brad Pitt y basado en el libro de Michael Lewis ‘Moneyball: The Art of Winning An Unfair Game’

    La historia real de Billy Beane, el hombre que tenía un próposito

    DCF 1.0

    Es una historia biográfica de Billy Beane, ex-jugador de béisbol y manager general de un equipo modesto de California (Oakland Athletics).

    Beane tenía una misión clara y autoimpuesta: democratizar el juego y demostrar que equipos pequeños con presupuestos humildes, podían conseguir los mismos resultados que equipos de primer nivel que pagaban grandes cantidades de dinero por jugadores estrella.

    Este propósito coge aún mayor fuerza cuando ve como los grandes clubes ficha a sus mejores jugadores y tiene que volver a reconstruir al equipo, lo que sucede en la temporada de 2002.

    El precio de pensar diferente en un sector tradicional

    Asumiendo que el dinero era una limitación, y que con su presupuesto no podía contar con grandes fichajes, buscó otras formas de reconstruir su equipo.

    Es entonces cuando se cruza en su camino un joven economista recién titulado. En la vida real el economista se llama Paul DePodesta, y continúa trabajando en el mundo deportivo como Jefe de Estrategia del  Cleveland Browns en la Liga Nacional de Fútbol americana

    En aquella época, DePodesta había desarrollado un método estadístico capaz de encontrar los puntos fuertes y débiles de cada jugador en el contexto del equipo, basándonse en datos reales y objetivos. El método se fundamenta en las teorías de Bill James, reconocido por sus estudios de estadística aplicada al béisbol.

    A continuación cito textualmente una secuencia de la película, en la que habla de DePodesta a Bean:

    La Estadística en el juego

    “Existe una falta epidémica de compresión dentro del juego sobre lo que ocurre en realidad. Esto lleva a los responsables de los equipos de las ligas mayores a juzgar mal a sus jugadores y a dirigir mal a sus equipos. […] Quien dirige los equipos piensa en términos de comprar jugadores. El objetivo no debería ser comprar jugadores. Debería ser comprar victorias. […] Usted intenta sustituir a Damon. Los Red Sox de Boston miran a Damon y ven una estrella que vale 7,5M$ al año. Cuando yo miro a Johnny Damon lo que veo es una falta de visión respecto a cómo producir carreras […] ¿vale los 7,5M$ al año que los Red Sox le pagarán? No.

    En el béisbol piensan de forma medieval. No aciertan con las preguntas que hacen. Y si se lo digo a alguien me marginan, me convierto en leproso… Es por eso que voy con pies de plomo con el tema […]”

    No hace falta decir que con esta nueva forma de pensar y actuar, se estaban enfrentando al sistema establecido hasta el momento.

    Un sistema tradicional que fichaba a jugadores mediante ojeadores veteranos que, además de cualidades individuales (velocidad, habilidad en el bateo, fuerza del brazo y reflejos), también daban importancia a un conjunto de factores completamente subjetivos (estilo, la imagen, la calidad personal, la fortaleza mental…)

     

    El desenlace de la apuesta

    La integración del nuevo modelo, les lleva a formar un equipo a base de jugadores descartados por los demás clubes, alegando cuestiones de rareza, edad, lesiones o problemas de adicción. Pero al mismo tiempo jugadores con habilidades objetivas que nadie más fue capaz de ver.

    Los primeros meses de la temporada fueron un desastre y las derrotas se sucedían una tras otra. Lo que provocó que se encrudecieran los enfrentamientos con el propio club e incluso con el entrenador, que en una de las escenas de la película dice la frase “estoy dirigiendo al equipo para justificarme ante futuras entrevistas de trabajo”

    Los resultados empiezan a llegar cuando se realiza un nuevo ajuste de la plantilla. Deciden “echar” a los jugadores que destacan por encima de la media, buscando así que la calidad de cada jugador estuviera en línea con la media del equipo y no hubiera grandes estrellas que brillaran de forma individual.

    A partir de esa decisión, las victorias empiezan a llegar.

    Los resultados en cifras

    En la temporada de 2002 lograron establecer un nuevo récord en la Liga Americana de Béisbol, consiguiendo 20 victorias consecutivas. Hecho inédito hasta el momento.

    LLegaron hasta las finales, aunque no ganaron el campeaonato.

    Demostraron lo que se puede conseguir con bajo presupuesto y aplicando métodos diferentes a los practicados durante años.

    Cito de nuevo otro fragmento de la película. En este caso están en escena Bean y un ejecutivo de los Red Sox de Boston (equipo de primer nivel), que le hace una propuesta para que se una al equipo, con lo que se convertiría en el manager mejor pagado de la historia. Habla el ejecutivo del Red Sox:

    Estadisicta y exito

    “Con 41 M$ […] conseguistes ganar el mismo número de partidos que ganaron los Yankees. Pero a los Yankees les costó 1,4M$ cada victoria y tu pagastes solo 260.000$. Sé que allí te están dando duro pero el primero en romper el muro siempre sale sangrando. Siempre.

    Eso amenaza no solo la forma de negociar, si no que lo ven como una amenaza para el juego mismo. Pero en realidad amenaza su medio de vida, amenaza sus trabajos, amenaza su forma de hacer las cosas. Y cada vez que ocurre, sea un gobierno, una forma de hacer negocios, o lo que sea… las personas que llevan las riendas, los que tienen el control se vuelven locos de atar.

    En fin, quienes en este momento no estén deshaciendo sus equipos para volver a construirlos según tu modelo, son unos dinosaurios. Se quedarán tirados en el sofá en octubre viendo como ganan las series mundiales los Red Sox”

    A pesar de las ofertas millonarias que recibió Beane para continuar su carrera en equipos de primer nivel, las rechazó para seguir trabajando en su propósito de lograr los mismos resultados que los grandes con mucho menos dinero. Para él la victoria no era llegar a la final, si no ganarla.

    Los Red Sox ficharon a Billy James, el estadista, y lograron ganar la Serie Mundial de 2004.

    Mis conclusiones

    Creo que cada una de las frases que he citado de la película son extrapolables al mundo de los negocios.

    Los mercados cada vez más competitivos fuerzan a las empresas a ser cada más eficientes en la gestión de sus recursos. Y creo que esto pasa por empezar a rentabilizar los datos almancenados, integrándolos en estrategias creativas que se traduzcan en resultados tangibles en el corto medio plazo.

    Los mercados fuerzan a las empresas a ser más eficientes en la gestión de sus recursos Clic para tuitear

    Creo firmemente que esta gestión eficaz viene de la mano de un conocimiento profundo y detallado del papel que juega la compañía en el mercado; y esto solo es posible a través del análisis y explotación de la informacion interna, que es la que recoje la experiencia y la historia real de las corporaciones.

    Toda decisión de negocio que no esté basada en información objetiva y fundamentada en datos, será una decisión basada en intuiciones y creencias. Decisión que puede ser más o menos acertada en cada momento, pero que es suceptible de ser desmontada por los hechos en cualquier instante.

     

    Blog Suscribete

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies