• Cómo mejorar la productividad de un negocio… midiendo

    Hoy en Cuestión de Estrategia hablamos de formas de mejorar la productividad

    En primer lugar, debes saber que para rentabilizar la información interna y conseguir ventajas competitivas, necesitas un cierto grado de madurez. Es decir, haber realizado unas inversiones mínimas en equipos para almacenar datos, y herramientas para gestionar la información.

    En función del grado de madurez, se abre un abanico de posibilidades que va desde la definición de métricas generales, hasta la aplicación de técnicas avanzadas para analizar datos en tiempo real y actuar en consecuencia.

    Cualquiera de ellas, aplicadas correctamente, cambia la realidad de cualquier compañía en términos de productividad y eficiencia.

    Y por extensión, en términos de ventajas competitivas que fortalecen la posición en el mercado.

    El método de los 3 pasos para mejorar la productividad y obtener beneficios de los datos

    1.      Diseñar y monitorizar indicadores

    La primera función que deben cumplir los datos en la compañía es aportar métricas que recojan el comportamiento de los principales indicadores del negocio y de los distintos procesos internos (operaciones, finanzas, marketing, ventas…)

    Monitorizar estos indicadores y su evolución en el tiempo muestra la foto de hacia dónde vas (crecimiento, pérdidas, estancamiento…) y si se están cumpliendo los objetivos globales de compañía.

    EJEMPLO: indicador Tasa de Abandono de Clientes.

    Paso 1 para mejorar la productividad: definir el indicador

    Paso 1 para mejorar la productividad: definir el indicador

     

    Aunque puede parecer básico, la realidad es que hay muchas empresas que teniendo el grado de madurez suficiente, solo monitorizan unos pocos indicadores generales que no aportan información mucho más allá de la situación generales del negocio.

    Esto es una limitación, ya que con los mismos recursos podría tener una visión mucho más completa de otros indicadores relevantes.

    Esto pondría encima de la mesa más información para decidir implementar nuevas acciones orientadas a mejorar la productividad y eficiencia de distintos procesos internos.  

    2.       Poner foco y tomar decisiones para mejorar la productividad

    Al tener controladas las métricas principales, y hacer seguimiento de los indicadores, puedes analizar la tendencia.

    Si ésta no converge con los objetivos generales de la compañía… ha llegado el momento de intervenir!

    EJEMPLO: continuando con el ejemplo anterior, fijamos el valor objetivo para el indicador Tasa de Abandono

    Paso 2 para mejorar la productividad: fijar el valor objetivo

    Paso 2 para mejorar la productividad: fijar el valor objetivo

     

    Debes profundizar en los motivos que hacen que la tendencia no se comporte como esperabas, y diseñar un plan de acción para corregir las desviaciones.

    Poner foco en el problema, entender las causas que lo provocan, valorar las posibles soluciones y elegir las mejores para hacer que la tendencia converja hacia el valor objetivo.

    3.       Interactuar con la realidad para cambiarla

    Al aplicar el plan de acción has interactuado con la realidad, ajustando las variables necesarias para corregir las desviaciones en los indicadores. 

    ¿Y cómo sabes si ha funcionado?

    La única forma de averiguarlo es seguir midiendo para comprobar que la tendencia realmente cambia su trayectoria. 

    EJEMPLO: continuando con el ejemplo anterior, aplicamos el plan de acción para cambiar la tendencia

    Paso 3 para mejorar la productividad: cambiar la realidad

    Paso 3 para mejorar la productividad: cambiar la realidad

     

    Los datos que he utilizado para el ejemplo son los de un caso real del que puedes conocer más detalles en este artículo.

    Estos tres pasos son un método contrastado y replicable en cualquier proceso interno del negocio, sea del área que sea (operaciones, marketing, finanzas, ventas…).

    Puedes ver como midiendo y observando los datos de la compañía, se consigue mejorar la productividad de determinados procedimientos.

    Los resultados son beneficios tangibles en el corto-medio plazo, dependiendo de la flexibilidad de la empresa para adoptar los cambios propuestos en el plan de acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies