4 tips para saber si tienes una estrategia, y variables para medirla

Hoy hablamos de cómo saber si realmente tienes una estrategia, y qué variables utilizar para saber si vas por buen camino

Para mí, una estrategia es el conjunto de palancas que activas para conseguir un resultado concreto, sostenible y rentable, en cualquier aspecto de tu vida (personal o profesional)

Activar una u otra palanca dependerá de los recursos y capacidades que tengas 

Si tienes 100 clientes, seguro que no tienes una plantilla de 100 comerciales para gestionarlos. Esto sería una batalla cuerpo a cuerpo, sin ninguna estrategia ni acción inteligente detrás

Tener una estrategia da buenos resultados a todos los niveles:

  • te hace crecer
  • optimizar tus esfuerzos
  • ser más eficiente
  • liberarte de tiempo…

Pero tener una estrategia no es fácil, ya que implica:

  1. Tener claro qué quieres
  2. Pensar a alto nivel

Es decir, elevarte por encima de tu realidad para ver dónde está la meta, pero hacerlo con la suficiente practicidad en la ejecución como para alcanzar los objetivos de forma ágil

Hay una cita de Einstein que recoge muy bien esta idea:

“Si tuviese solo una hora para salvar al mundo, dedicaría 55 minutos a definir el problema”

 

¿De verdad necesitas una estrategia?

Te lanzo la siguiente pregunta… ¿tienes un problema que resolver?

¿Quieres perder 10kg, te vas a casar o quieres duplicar tu facturación?

Porque si no tienes ningún objetivo ni vital ni profesional ni de negocio que atender en el corto/medio plazo, entonces no necesitas ninguna estrategia. Tan solo vive el día a día y disfruta de lo que haces y lo que tienes

Pero si quieres cambiar cosas de tu vida o negocio, entonces necesitas una estrategia para poder alcanzar tu resultado

¿Y cómo saber si la tienes?

4 tips para saber si tienes estrategia o improvisas en tu día a día

De forma muy resumida te puedo decir que tienes una estrategia si tienes claros los 4 puntos siguientes:

  1. Sabes cuál es el problema que tienes entre manos y el resultado que quieres conseguir (solo uno y medible). Puedes leer más sobre cómo fijar objetivos de crecimiento para tu negocio en este enlace
  2. Conoces las variables que influyen en que puedas conseguir o no tu resultado
  3. Has evaluado los distintos escenarios que te llevan a tu resultado, y te has quedado con uno, descartando las demás opciones
  4. Tienes un plan para ejecutarlo. Es decir, que cada día que pasa sabes que estás más cerca de tu resultado porque sabes exactamente qué estás haciendo y por qué lo estás haciendo

Los puntos 1,2 y 3 representan los 55 minutos que se tomaría Einstein para definir el problema y salvar al mundo

El punto 4 es ejecutar la solución que has encontrado. Es igual de importante que los puntos anteriores, porque es lo que te separa de tu resultado

Si tienes un plan perfecto pero no lo ejecutas, no consigues nada. Y al contrario, si solo ejecutas sin haber pensado antes, no vas a ninguna parte de forma proactiva. Estás a la deriva y a merced del mercado, de la sociedad…

Déjame avisarte de que este punto es conflictivo, porque depende directamente de tu capacidad, de si trabajas solo o tienes equipo

  • Tener un equipo que ejecute el plan te permite mantener la visión a alto nivel, y no desenfocarte
  • Trabajar solo, y tener que pensar y ejecutar es más complicado. Tienes que tener herramientas suficientes para estar subiendo y bajando de nivel continuamente y no perder el foco. Creo que es el principal problema de autónomos y pequeñas empresas

A continuación te explico qué variables puedes tomar como referencia para saber si estás en el camino adecuado y optimizar tu estrategia

Variables para optimizar tu estrategia

Al margen de los indicadores y KPIs que estés utilizando para monitorizar tu estrategia, siempre tienes que tener en cuenta los siguientes pares de variables:

– Esfuerzo vs Satisfacción

Se podría equiparar al Coste-Beneficio que se utiliza en el ámbito empresarial, pero me gusta más esfuerzo-satisfacción porque lo lleva a un plano más personal, con el que todos conectamos

La motivación es lo que mueve a las personas a hacer grandes cosas

Son variables directamente proporcionales. Es decir, si una aumenta la otra también

Te digo cómo utilizo estas variables:

Me gusta disfrutar de todo lo que hago en la vida, tanto en lo personal como en lo profesional. Pero a veces me pierdo en la operativa, y esto hace que deje de disfrutar

Cuando llega este momento, sé que es hora de revisar y ajustar plazos y tareas para encontrar el equilibrio entre las dos variables…

El esfuerzo que le dedico a algo (en tiempo, dinero y otros recursos) tiene que ser proporcional a la satisfacción que obtengo

No es posible invertir mucho en publicidad y quedarnos tranquilos si no hay retorno

Y sí, siempre hay cosas que no me gusta hacer pero son imprescindibles… En este caso no hay otra que agudizar el ingenio y resolver rápido, consiguiendo un resultado aceptable con el menor tiempo y esfuerzo posibles

– Intensidad vs Duración

Este par de variables, al contrario que las anteriores, son inversamente proporcionales. Es decir, cuando una aumenta la otra disminuye

Y lo que vienen a decir es que si estás haciendo un esfuerzo muy grande en algo (intensidad), ese algo tiene que durar poco, porque si no atenta contra el principio de sostenibilidad

Un ejemplo muy sencillo: ¿puedes perder 30kg en un mes? Posible es, pero sostenible no

Durante un periodo pequeño (un mes) vas a hacer un esfuerzo muy grande (perder 30 kg). Seguramente pasado este mes, tu cuerpo empiece a reaccionar y no puedas mantener en el tiempo estos -30kg . No es sostenible

Igual sucede en el mundo de la empresa. Cualquier decisión de crecimiento tiene que ser sostenible

Esto pasa por fijar objetivos reales y tener estrategias optimizadas, que acoten los esfuerzos en el tiempo y proporcionen resultados satisfactorios

De forma resumida, puedes utilizar estas variables como brújula para saber si estás en la dirección adecuada o tienes que plantearte cambios en el corto plazo

Si te ha gustado el artículo

SUSCRÍBETE

Y recibe el siguiente directamente en tu correo

By |2018-11-20T11:46:39+00:00junio 25th, 2018|ESTRATEGIA|0 Comments

About the Author:

Apasionada del mundo empresarial y la estrategia Trabajo con datos. Alineando la información interna con la estrategia de compañía para lograr resultados en forma de beneficios tangibles ¿Sabes qué 1 de cada 4 empresa declara no obtener ningún beneficio de los datos almacenados? Te invito a Cuestión de Estrategia, la web de Inteligencia de Negocio para Directivos

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies